El iPhone de Apple se ha convertido en un dispositivo muy deseado para algunos y de gran utilidad para todos los que lo poseen. Tiene tal nivel de popularidad debido a que es uno de los frutos de la genialidad de Steve Jobs, el revolucionario de la tecnología que siempre se adelanto a los demás. No obstante, el iPhone no se salva de caer en manos de personas poco cuidadosas y despistadas que poco a poco, queriendo o sin querer acaban con la vida del dispositivo.

6 malos hábitos con los que podrías estar agrediendo tu iPhone

Si no quieres acabar tan rápido con la vida del iPhone y sacarle el máximo rendimiento, evita estos malos hábitos con los que puedes agredirlo y acabar con él antes de tiempo:

  1. Dejar que se sature: El iPhone tiene un límite de capacidad para almacenar información y una vez que se alcance dicho límite éste podría no funcionar al 100%. No dejar que alcance el límite.
  2. Usar cables dañados o defectuosos: usar un cable en ese estado puede ser peligroso, puede insertar una carga negativa capaz de dañar al dispositivo.
  3. Utilizar cargadores baratos: usar un cargador que no es de la compañía o no está certificado por ella podría ocasionar problemas de seguridad, incluso electrocuciones. Ya hemos visto algunos casos en los que el dispositivo explota mientras se está cargando.
  4. Tener todas las apps abiertas: afecta al rendimiento del dispositivo, ya que ocupa más memoria RAM y puede llegar al punto de quedarse lento el sistema. Para evitar este inconveniente es cerrar aquellas apps que no se estén usando en el momento.
  5. Ignorar las actualizaciones del software: postergar las actualizaciones puede traer problemas en el sistema con lo cual es preferible actualizarlo lo antes posible desde que salga la opción de actualizar. No sólo mejorará el funcionamiento del sistema, sino que previene de algunas amenazas de seguridad al iPhone.
  6. Activar todas las notificaciones push: aceptar que todas las apps envíen notificaciones solo ocasiona más consumo de la batería y consumir del plan de datos. Lo mejor es  aceptar sólo aquellas que verdaderamente sean importantes.

Te puede interesar: ¿Qué harías por conseguir un iPhone?

¿Estas acabando con la vida tu iPhone? Sin darte cuenta, podrías estar afectando la vida útil de tu equipo.