Es cierto que hoy en día, y de cada vez esto va a ir a más, vivimos en un mundo en el que la evolución del panorama tecnológico se hace notar de cada vez más. En este sector, hay muchas empresas, muy variadas, y todas ellas con su propio sello de distinción que las hace ser únicas y originales respecto del resto; otras, no obstante, se dedican a lanzar falsos pelotazos “prometiendo la cueva entera de Alí Babá” y enseguida son cazadas: recordemos el reciente caso del “iPhone extremeño” por parte de ZETTA Phones, pero esto, ya es otra historia.

El caso, es que, debido a esa gran evolución tecnológica, pocas son las empresas que realmente tienen un sello de distinción y calidad a la hora de trabajar: idear el producto, diseñarlo, fabricarlo y ponerlo a la venta de modo que salga todo bien, es algo muy importante, pues si algo falla, puede resultar el desastre.

Por tanto, es por esta razón (y por varias más que os daré a continuación) por las que deberías ser un fan de Apple, la compañía mejor valorada del mercado en estos momentos.

¿Quieres motivos para ser un “fanboy” de Apple?

Evolución

Como ya he dicho antes, la evolución tecnológica, en constante crecimiento, no es apta para empresas que son “quiero y no puedo”, pues siempre se quedan atrás, o muchas veces, intentan poner todo su empeño y fracasan.

Queramos o no, la sociedad en la que vivimos se está convirtiendo en un conglomerado tan enorme, en las que pocas empresas son las que tienen la sartén por el mango: Apple es una de ellas.

Tenemos que admitir (aunque otras marcas como Google, Samsung o Microsoft también están a su altura) que en estos momentos, y debido a los últimos acontecimientos acaecidos, Apple es la compañía mejor valorada del mundo, además de que sus acciones están en uno de sus mejores momentos (unos 130€ por acción), por lo que es una empresa que presenta mucha estabilidad en muchos niveles.

Compromiso social

En segundo lugar, la compañía americana de la manzana mordida es una de las compañías más comprometidas con la sociedad (en comparación con otras):

  • Sus programas de reciclaje: pues reciclan muchos de los terminales que ya han acabado su vida útil.
  • Su política de energías renovables: pues se encargan de que más de la mitad de su consumo de energía en todo el mundo provenga de fuentes naturales y no contaminantes.
  • Su preocupación con causas solidarias o enfermedades: pues recordemos el proyecto AppleRED que lucha contra el SIDA; o bien de integración cultural, pues se encargan de contratar a gente de muchos países y diversidades étnicas hacen que Apple tenga un sello social de compromiso con la gente muy superior al que puedan tener otras empresas.

Creatividad

Seguidamente tenemos el tema de la creatividad.

Si bien es cierto que estos últimos tres años Jony Ive ha brillado por su ausencia, pues aunque los diseños de los primeros iPhone 6 rompieron esquemas, se han repetido con los iPhone 6S y con ligeros cambios en el iPhone 7, además de que con el iPhone SE repitieron diseño del iPhone 5S, no hay que olvidarse de que, en ciertos aspectos, ha marcado tendencias en sus diseños que muchas marcas siguen (aunque no todas en el mismo nivel).

apple pencil iphone

Hay marcas de móviles chinos que se asemejan muchísimo al iPhone: ellas copian el diseño y lo único que cambian son las características del terminal, haciéndolo así muy parecido a lo que son teléfonos de gama alta. Pero, no todo son móviles chinos, pues grandes marcas como Samsung o HTC en algún momento han implementado partes de los diseños del iPhone en sus terminales.

Productivo y compatible

Por consiguiente, tenemos el tema de la productividad y compatibilidad. Es cierto, que en un primer momento, Apple no gozaba de buena reputación en temas de compatibilidad y productividad, pues estaba muy ceñida a ciertos sectores como es el caso del diseño gráfico, pero de cada vez más se ha ido abriendo.

Hay que recordar que el Mac tiene más compatibilidades con formatos que no su principal rival: el PC de Microsoft.

Instalar Windows en Mac

Para que nos entendamos: Mac entiende a Windows, pero Windows no entiende a Mac. Podríamos decir que es una especie de relación “amor-odio”.

Sin ir más lejos, los programas de la suite ofimática de Mac leen todo tipo de formatos a diferencia de los procesadores de texto de Windows, así como también leen más ficheros de audio, vídeo y foto lo que nos viene ideal si queremos editar o trabajar en el sector audiovisual, que en mi caso, el Periodismo, requiere de estos equipos.

Además, quiero recalcar de que hay muchísimas posibilidades con el iPhone, el iPad e incluso el iPod Touch, pues hay todo tipo de accesorios que podemos usar con ellos: bases de recarga, discos duros inalámbricos, pendrives, auriculares, drones, linternas, lentes de cámara, etc.

Hay un mundo lleno de posibilidades para poder sacar el máximo partido a nuestros dispositivos: tan solo se trata de encontrar el accesorio adecuado al mejor precio posible.

Seguridad

Finalmente, existe el tema de la seguridad. Aunque Apple estos últimos tiempos no puede presumir de ser la compañía más segura, sí que puede decir que, a pesar de los últimos hechos, saca mucha ventaja a los demás sistemas operativos.

Para empezar, si tenemos un Mac, por lo general no hará falta que nos instalemos un antivirus y paguemos la cuota cada mes o cada año para garantizar la protección de nuestro equipo. Desde el primer momento que nuestro Mac sufra un ataque, Apple lanza parches de seguridad que “lo vacunan” para que no sufra más ataques.

seguridad ios

En Windows, esto no pasa: al contrario que Mac, que no recibe actualizaciones constantes, la última versión de Windows, Windows 10 se actualiza prácticamente cada mes —y no precisamente durante diez minutos, pues el proceso siempre resulta largo y tedioso— y tiene muchas más vulnerabilidades y más puntos débiles para que sea atacado.

Conclusiones

Es por estas cinco razones que os he explicado, creo que todos deberíamos ser un poco fan de Apple. Para gustos, colores, esto está claro; pero como se suele decir, “Al César, lo que es del César” y si Apple está donde está hoy en día, al igual que otras marcas, es porque desde un primer momento se lo han ganado a pulso, y aunque haya gente que no sea partidaria de esta marca —comprensible, pues en la variedad está el gusto y no podemos ser siempre todos iguales— hay que saber reconocer cuando el trabajo está bien hecho.