Muchos de vosotros como usuarios de Mac tendréis dudas sobre si actualizar o no a macOS Sierra. En mi caso he probado las versiones beta de iOS 10, watchOS 3 y tvOS 10, pero no macOS Sierra, básicamente porque es mi principal herramienta de trabajo y uso cierto software que no puedo dejar de utilizar por incompatibilidad. ¿Quieres conocer mi experiencia tras actualizar de OS X El Capitán a macOS Sierra?

Actualizar de OS X a macOS Sierra, por la vía fácil

Hacer una instalación limpia es al mejor opción cuando hay un cambio de versión tan monumental. El salto de OS X El Capitán a macOS Sierra debería ser bajo un disco duro completamente limpio, aunque reconozco que me ha sorprendido lo bien que ha quedado todo tras una actualización convencional.

He actualizado macOS Sierra desde la Mac App Store, descargando la “app” del sistema operativo y actualizando por la vía convencional. No obstante, para asegurarme de que todo salía bien, he hecho una copia de seguridad y seguido algunas “buenas costumbres” que suelen asegurar que todo vaya como tiene que ir.

Precauciones previas:

  • Hacer una copia de seguridad con Time Machine o de los datos en un disco duro externo.
  • Cargar el MacBook al 100%.
  • Conectarlo a la corriente mientras está actualizando.
  • Tener un teclado USB a mano, por si acaso.

Bueno, las tres primeras precauciones son básicas, ¿no? Pero seguramente te parecerá un poco raro lo del teclado USB. En el salto de OS X Yosemite a OS X El Capitán mi MacBook Air bloqueó el teclado y no respondía, simplemente tuve que hacerme con un teclado USB para conectarlo. Al iniciar sesión y reiniciar el Mac se solucionó.

Actualizando…

La descarga duró aproximadamente 30 minutos, aunque dependerá de la velocidad de los servidores de Apple en el momento en el que trates de descargar macOS. La instalación duró aproximadamente 45 minutos. Me pareció un poco raro que demorara tanto el proceso, pero el resultado vale la pena.

¿Algún problema tras actualizar de OS X El Capitán a macOS Sierra?

Ninguno. Pero ninguno ninguno. Más bien todo lo contrario. Después de introducir de nuevo el Apple ID y activar iCloud, ya podía utilizar Siri con normalidad, y las novedades, salvo el Auto Unlock, en mi MacBook Air.

Además, lo que más me sorprendió fue que recuperó unos 15 GB de almacenamiento tras la instalación. Apple no solo ha creado un nuevo gestor de almacenamiento que nos permite optimizar más el espacio, si no que la propia actualización de macOS Sierra limpia el sistema de archivos inútiles. De ahí el tiempo extra de actualización.

Todo funciona como la seda

No he encontrado ni un solo problema de incompatibilidad. En mi caso utilizo software que suele dar fallos cuando hay saltos en el S.O del Mac, como LaTeXiT, PVS o IDEs como Netbeans, Eclipse o Android Studio. Tampoco me han dado problemas servicios como el de MySQL y otras tareas.

Todo funciona perfecto. Desde mi experiencia, actualizar a macOS Sierra no puede ser mejor idea. Ahora dependerá de ti decidir si quieres dar el salto o no.

No obstante, si no estás convencido, siempre puedes hacer un downgrade de Sierra a El Capitán.

¿Has tenido problemas al instalar o actualizar macOS Sierra?