Increíble pero cierto. Más del 90% de los cargadores y cables que se venden en Amazon de Apple son falsos. Apple ha encontrado un gran número de productos falsificados con su logotipo, proporcionados por un proveedor de terceros, ajeno totalmente a la compañía de Cupertino, y que Amazon vendía directamente desde su página oficial.

Cargadores y cables falsos de Apple en Amazon

Apple vende los cargadores y cables para sus productos directamente desde la tienda online. Pero está claro que Amazon ofrece un servicio muy cómodo de envío, y que además nos resulta gratuito en la mayoría de casos si somos Premium.

Desde 9to5Mac nos cuentan que Apple ha presentado ya una denuncia por infracción de marca contra Mobile Star LLC, el principal proveedor de Amazon de productos de Apple, que supuestamente eran originales y completamente legítimos.

Lo peor de todo es que no solo han copiado la marca, si no que los cargadores y cables vendidos como originales de Apple no pasaban los controles de la marca ni de seguridad, por lo que podrían presentar un serio riesgo para los consumidores y para sus productos.

lightning

Apple advierte que los productos de Mobile Star LLC podrían sobrecalentarse, incendiarse o administrar una descarga eléctrica a sus usuarios, ya que no incluyen las protecciones electrónicas necesarias para evitar que este tipo de accidentes pueda ocurrir.

Apple: Amazon también tiene la culpa

El gigante de Cupertino no solo ha cargado contra este proveedor, si no que también lo ha hecho directamente contra Amazon, al que acusa de no comprobar que los accesorios que vende en su tienda online son originales mediante los mecanismos necesarios.

Durante los últimos nueve meses, Apple ha tratado de limpiar su imagen de marca, y sobre todo tras la aparición de algunos accidentes ocasionados por incendios en productos de la manzana mordida. Para ello ha comprado más de 100 dispositivos Apple, cargadores y cables Lightning vendidos como auténticos por Amazon, revelando que más del 90% de ellos son falsos.

Apple asegura que cada vez que un usuario se encuentra con alguno de estos accesorios, su imagen de marca se daña, al creer que ha sido un accesorio original el que ha causado el problema.