Los futuros iPhone podrían llegar con escáner de iris integrado. Ese es el rumor que circula por Internet en las últimas horas, después de que un medio taiwanés armara una verdadera revolución al citar a Apple como una de las empresas que integraría esta nueva tecnología en sus dispositivos. Personalmente no creo que esta funcionalidad vaya a formar parte de los próximos iPhone de Apple, pero te daré mis argumentos sobre por qué no debería un iPhone integrar un escáner de iris.

 iPhone con escáner de iris: espero que no

Después del tan criticado “Oye Siri”, ahora llega el escáner de iris para iPhone. La tecnología avanza y los fabricantes necesitan añadir nuevas funcionalidades estrella a sus terminales, aunque algunas de ellas creo que no deberían estar integradas en los terminales. ¿Por qué? Consumo de batería, privacidad o utilización real de ellas entre otras.

“Oye Siri” fue criticado por invadir la intimidad de los usuarios de iPhone, ya que estaba constantemente escuchando el sonido ambiente que rodeaba a su propietario, a la espera de escuchar la popular frase. La función, no obstante, no fue diseñada para utilizarla en el dispositivo día a día, si no que más bien estaba pensada para poder acceder al terminal en un momento puntual en el que su usuario no podía cogerlo. Y además, mientras está cargando.

La integración de un escáner de iris en iPhone sí que podría ser una grave violación de la intimidad, en el caso de que sea cierto como afirma el medio DigiTimes, fuertemente ligado a fabricantes asiáticos. ¿Una cámara grabandonos constantemente para buscar nuestro ojo? ¿O cómo funcionará? ¿Tendremos que pulsar un botón para activarlo? Si tenemos que pulsar un botón, prefiero el lector de huellas TouchID y me ahorro un paso.

Aparte de eso, hay más razones por las que no me gustaría un iPhone con escáner de iris:

  • No creo que sea una funcionalidad útil: el lector de huellas sí lo es. Para pagar con Apple Pay, para desbloquear el terminal, y para desbloquear ciertas aplicaciones. Puedo desbloquear el iPhone aunque no esté muy cerca de mi. El escáner de iris requiere que estemos a una distancia cercana al terminal. Es una funcionalidad más populista que útil.
  • No funciona en la oscuridad o de noche: supongo que lo más lógico sería una pantalla blanca para iluminar los ojos en la oscuridad. Un completo atraso. Más pérdida de tiempo, además de que seguro que fallaría en un gran número de ocasiones.
  • Privacidad cero: no uso “Oye Siri” y no me gustaría un escáner de iris, constantemente grabándome desde la pantalla interior. Habrá a quién le de igual, pero estoy seguro de que a muchos de vosotros tampoco os gustaría.
  • Mayor consumo de batería: las baterías siguen siendo el atraso de la tecnología. Avanzan muchas cosas pero el desarrollo de las baterías es mucho más lento. Una cámara constantemente encendida ya sabemos lo que supone. Y si se ilumina la pantalla en blanco, más aún.

Estas son solo algunas de las razones por las que no me gustaría un iPhone con escáner de iris. Esperamos mucho de Apple y de sus iPhone, pero no funcionalidades que no valen la pena o que no sería útiles de verdad para los usuarios.