Todos los que tenemos un iPhone nos preocupamos por su batería. No nos gusta el hecho de pensar que, al comprar un teléfono nuevo (y muchas veces caro), su batería pueda verse afectada, ya sea por mal uso o por defectos de fabricación. Por eso, hoy os traigo una serie de mitos y verdades a tener en cuenta a la hora de cargar nuestro iPhone correctamente para que la batería no se vea afectada.

Baterías del iPhone: Cosas a tener en cuenta

Lo primero que debemos saber sobre las baterías de nuestros iPhone es conocer de qué están hechas. Todas las baterías de los iPhone que se fabrican actualmente son de Litio.

Las baterías de Litio se vienen usando desde hace aproximadamente diez años y entraron en sustitución de las antiguas baterías de Níquel-Cadmio. La diferencia entre estos dos tipos de batería radica en el “efecto memoria” del cual os hablaré más tarde. Esto ha dado lugar a un gran número de mitos.

Otro dato importante a saber, es que las baterías tienen un tiempo limitado de vida que se mide en ciclos, por lo que, al cabo de unos años de tener el dispositivo, es completamente normal que el iPhone vaya perdiendo capacidad de carga.

Vamos, por tanto, a hablar sobre estos dos factores mencionados anteriormente.

El efecto memoria de la batería de los iPhone

Como he dicho antes, existe una diferencia fundamental entre las baterías de Litio y las baterías de Níquel-Cadmio. Esta es el “efecto memoria“, y consiste en que la batería ve afectado su rendimiento a la hora de ser cargada.

bateria iphone

Es decir, tú puedes cargar la batería un 40% y luego descargarla hasta el 6%, para luego volverla a cargar al 79%, descargarla completamente y luego cargarla hasta el 100% otra vez.

Este ejemplo que os he puesto, es lo que muchos hacen a la hora de cargar la batería del iPhone. No obstante, con las antiguas baterías, si hacíamos esto, ya la podíamos dar por perdida, pues, si la cargábamos del 0% al 60% y luego desenchufábamos, la batería formaba cristales internos que impedían que se cargara más allá del 60%. No obstante, con las baterías de Litio, esto no pasa.

IMPORTANTE: Por experiencia propia, os digo que no pasa nada si realizamos algo similar al ejemplo anterior que os he dado con nuestro iPhone, de vez en cuando. Pues, si lo hacemos excesivas veces, acabaremos por dañar la batería. Aunque es verdad que las baterías de Litio requieren constante movimiento, es recomendable hacer ciclos de carga algo más largos.

Pérdida de rendimiento en iPhone

La pérdida de rendimiento de las baterías del iPhone puede deberse a varios motivos:

  • Si nuestro dispositivo tiene 3 años o más, es completamente normal que la batería no nos funcione como antes. Tened en cuenta que el iPhone admite unos 2000 ciclos de carga. Un ciclo de carga es el hecho de cargar la batería de 0% al 100% y esta cifra, con 3 años de uso queda más que sobrepasada. De ahí, que muchos nos quejemos de que nuestro iPhone dura menos a medida que el sistema operativo se va actualizando. Aunque es verdad que, con los nuevos sistemas operativos nuestras baterías se ven afectadas, lo cierto es que es debido a los ciclos de carga por los que nuestro iPhone dura de cada vez menos. Eso, es justamente algo que me pasó, pero en lugar de con un iPhone, con un iPod Touch: lo compré en 2012, y a principios de este 2016 decidí cambiarle la batería al ver que tan solo me duraba 30 minutos, literalmente. Aunque estaba actualizado al máximo, pues ya no soporta iOS 10 (tengo iOS 9), mi iPod recuperó sus 5 horas de uso que en antaño tenía.
  • Puede que a veces notemos algún fallo en la batería, pero no os preocupéis, pues si nuestro dispositivo es relativamente nuevo, podremos realizarle una calibración. Calibrar la batería consiste en descargar a tope el dispositivo, dejarlo sin usar dos o tres horas, volverlo a cargar sin tocar nada ni usarlo, y después, cuando esté al 100% descargarlo. De esta manera, las celdas de las baterías se recompondrán y el rendimiento será óptimo. Se recomienda, por seguridad, hacer una calibración de la batería una vez cada dos meses.
  • Ya por último, algo que deberemos saber si queremos apagar nuestro terminal y dejarlo de usar por una temporada, es que deberemos dejarlo en una carga en torno al 80%. Esto se debe, a que si dejamos un teléfono sin usar y con la batería al 0% lo más probable es que, al cabo de un tiempo, esta deje de funcionar. Por otra parte, si dejamos la batería cargada al 100%, esa energía acumulada, al no usarse, también puede dañar la batería. Este truco también es muy útil a la hora de saber por qué nuestro iPhone pierde rendimiento.

Esperamos que estos consejos os sirvan para despejar algunos mitos sobre las baterías del iPhone.