Limpiar la pantalla de un Mac no tiene por qué ser un momento tenso. Muchos de nosotros, sobre todo cuando compramos un iMac o un MacBook nuevo, tenemos miedo a limpiar la pantalla por miedo a estropearla o rayarla. Poco a poco perderemos ese temor sin sentido, sobre todo si sigues alguno de estos trucos y consejos, para dejar la pantalla de tu Mac como el primer día.

Limpiar la pantalla de un Mac como un profesional

Lo primero que tienes que hacer, es comprar un buen limpiador de pantalla. Te recomiendo este:

¿Por qué? Porque es el que yo tengo y me funciona muy bien. Además, los usuarios de Amazon le han puesto 5 estrellas, y tiene más de 90 opiniones positivas. Por algo será. Hay más alternativas y puedes utilizar el que tú quieras, pero este no tiene ni alcohol ni amoníaco y la toalla limpiadora no suelta pelusa.

Ahora, sigue estos pasos previos:

  • Desconecta el cargador de tu Mac y cualquier otro periférico.
  • Apaga el Mac.
  • Si es un MacBook, apóyalo en la mesa sobre la pantalla, no sobre la base. De forma que la pantalla quede lisa sobre una superficie. Ten cuidado de no apoyarlo sobre nada que pueda rayarlo.

Cómo limpiar la pantalla con el paño de microfibra y líquido

  1. Pulveriza el líquido sobre el paño, no sobre la pantalla. No debemos rociar el líquido directamente sobre la pantalla, ya que podría introducirse por los huecos del Mac y producir corrosión o oxidación en los componentes electrónicos.
  2. Limpia la pantalla en línea recta y presionando suavemente el paño de microfibra. Si haces poca presión las manchas más pegadas no saldrán, puedes pasar varias veces sobre la zona o pulverizar un poco de líquido directamente, evitando que se escurra por la pantalla.
  3. Para los bordes, utiliza una esquina de la toalla limpiadora pulverizada con el líquido, y con el dedo limpia de una lado a otro todos los laterales. Estas esquinas estarán más sucias después de la limpieza, ya que arrastraremos toda la suciedad hacia ellas. La forma más cómoda es llevar todo hacia una esquina y luego retirar la suciedad con cuidado.

Al principio te va a costar por miedo, salvo que ya estés acostumbrado. Las pantallas de los Mac son delicadas, pero no tanto como aparentan.

Consejos varios para limpiar la pantalla de tu Mac

  • Si la pantalla de tu Mac tiene cristales, arena y otro tipo de material que pueda rayar fácilmente la superficie, puedes usar un Kit de limpieza de lentes o un pincel que tengas por casa. Consiste en un soplador más un pincel que permiten eliminar este tipo de materiales sin dañar la pantalla.
  • No pulverices demasiado líquido. El paño debe estar húmedo, no empapado. Además, ahorrarás líquido de limpieza.
  • No utilices limpiacristales. Son demasiado corrosivos.
  • Para limpiar el teclado, puedes utilizar el líquido y el paño, pero no humedezcas demasiado la toalla. Hay aspiradoras de teclado que te permitirán sacar la suciedad de las teclas. Es importante, ya que a veces quedan las teclas marcadas en la pantalla.

¿Y tú cómo limpias la pantalla de tu Mac y con qué?