Seguro que alguna vez has pensado si es posible hacer un USB booteable de macOS Sierra desde Windows. En realidad sí es posible, aunque no es fácil. Solo necesitarás un PC con Windows instalado, la ISO de macOS Sierra y un pendrive de al menos 8 GB para poder iniciar el instalador.

Crear un USB booteable de macOS Sierra en Windows

Si la instalación de tu Mac se ha corrompido por cualquier motivo, puede que no puedas crear un instalador de macOS Sierra para hacer una instalación desde cero. No obstante, si tienes otro PC secundario con Windows sí podrías hacerlo.

Si no tienes acceso a tu Mac y necesitas urgentemente restaurarlo, te podemos ayudar a crear un USB Booteable de macOS Sierra desde Windows 7, Windows 8 o Windows 10, las versiones más populares del sistema operativo de Microsoft. ¿Suena bien verdad? En versiones anteriores no es posible.

Para crear el USB booteable de Sierra desde Windows, sigue los pasos que te voy a contar a continuación. Te dejo un vídeo, pero te recomiendo seguir los pasos del texto:

Este tutorial tiene ya dos años, y no lo he podido probar al 100%, pero rebuscando en foros y páginas especializadas, parece efectivo en esta última versión de macOS Sierra.

  1. Abre la Terminal con permisos de administrador.
  2. Escribe “diskpart” y presiona la tecla Enter.
  3. Conecta el USB y escribe en la terminal “list disk”.
  4. Escribe “select disk” junto al número del USB (ejemplo select disk 4).
  5. Escribe “clean” en la terminal y presiona Enter.
  6. Ahora introduce el comando “convert GPT”.
  7. Introduce el último comando: “create partition primary”.

Esto convertirá la partición del pendrive USB de MBR a GPT y podremos transformarlo en un booteable de macOS Sierra. Continuamos:

  1. Descarga TransMac (Descargar) para Windows. El acceso trial dura solo 15 días, pero nos es suficiente para lo que vamos a hacer.
  2. Descarga el DMG de macOS Sierra por Torrent (Descargar).
  3. Ejecuta TransMac como administrador.
  4. Selecciona el pendrive USB, y haz clic derecho sobre él.
  5. Escoge la opción “Restore Disk Image to Drive” y selecciona el DMG de Sierra.

Una vez haya terminado el proceso, tendrás un USB booteable de macOS Sierra creado desde Windows 7, Windows 8 o Windows 10. Para arrancar desde el USB solo tendrás que encender el Mac mientras mantienes la presión sobre la tecla cmd.