El 99% de las personas no sabe cepillarse los dientes correctamente. No se si es un problema de educación o de desinterés, pero hasta que no aparece un problema bucodental grave, a nadie le interesa este tema. Por eso hoy te traigo el análisis del cepillo inteligente Oral-B Genius X y mi experiencia personal utilizándolo. ¿Quieres saber qué lo hace diferente?

Oral-B Genius X, un cepillo de dientes con IA

Como introducción a este análisis del Oral-B Genius X, me gustaría contarte mi experiencia personal. Explicarte por qué he comprado 3 cepillos eléctricos en 2 años y sobre todo, por qué un gadget como este me ha ahorrado bastante dinero en tratamientos dentales futuros.

Mi experiencia personal con la gingivitis

Al igual que gran parte de la población, sufro gingivitis. O lo que es lo mismo, sangrado de encías. Y en mi caso no es por una mala higiene bucal, ya que sigo un tratamiento a rajatabla y voy con regularidad al dentista, si no por herencia genética.

Las encías no deben sangrar. Y si sangran, puedes tener una enfermedad periodontal o sufrirla en un futuro.

Por otro lado, si eres demasiado obseso de la limpieza o te cepillas muy fuerte, puedes retraer las encías y derivar en otros problemas igualmente importantes.

Por eso mi dentista me recomendó utilizar diariamente hilo dental, una crema dentífrica de calidad y comprar un cepillo de dientes eléctrico para hacer una limpieza diaria más exhaustiva. Y ahí empezó la búsqueda que ha llevado a este análisis.

es importante que un dentista te enseñe a cepillarte los dientes correctamente

El primer cepillo eléctrico que compré fue un Oral-B Vitality. Un cepillo muy barato que puedes encontrar en cualquier tienda. El problema fue lo bruto que soy con la limpieza. Hacía demasiada fuerza sobre las encías.

Resultado: tras unos meses usándolo tenía las encías ligeramente retraídas. Mi dentista me aconsejó que comprara un cepillo "inteligente" para acostumbrarme a una buena rutina.

El segundo cepillo eléctrico que compré fue un Mi Electric Toothbrush. Este modelo tenía una app para iOS que me permitía controlar desde el iPhone el tiempo de cepillado y analizar las rutinas. Nada sofisticado. El problema en este caso fue que el cepillo tenía muchísima fuerza en el modo por defecto, y me sangraban las encías en cada cepillado. Además, el cabezal era recto, no redondo, por lo que la limpieza no era muy buena en el segundo y tercer molar según me dijo mi dentista.

Resultado: después de unos 6 meses de uso, la limpieza no era tan buena como el Vitality, y tampoco había mejorado el tema del sangrado.

Como te podrás imaginar, mi tercer cepillo fue el Oral-B Genius X. Al final de este análisis te contaré cómo ve ha ido con él, pero te adelanto que he acabado con el sangrado, la retracción y el problema de limpieza en los molares.

Contenido de la caja del Oral-B Genius X 20000N

  • 1 Cepillo eléctrico Oral-B Genius X
  • 1 recambio Oral-B CrossAction
  • 1 Soporte de mesa con huecos para 4 recambios.
  • 1 Base de carga acoplable opcionalmente al soporte de mesa.
  • 1 estuche de viaje Smart con batería de carga
  • 1 cargador para el estuche de viaje
  • 1 manual de instrucciones

Unboxing en vídeo

Primeras impresiones

Más que un cepillo de dientes, es un gadget. Eso es lo primero que he pensado al ver la caja que, como puedes ver en las fotos, no es precisamente pequeña.

Al abrirla encontramos el Oral-B Genius X, un recambio del cabezal, una base de mesa con cargador extraíble, el estuche de viaje y su cargador independiente. Además de los manuales.

Este modelo de Oral-B Genius X 20000N es el de color negro, pero también está disponible en color blanco y oro rosa.

En la parte superior encontramos el soporte metálico para el cabezal. En este caso el Genius X ya viene con una unidad de recambio Oral-B CrossAction, así que solo tendremos que colocarlo en su sitio.

Y si queremos, podemos colocarle un Smart Ring para identificar nuestro cabezal tanto visualmente como en la aplicación. Útil si el cepillo lo usan varios miembros de la familia (intercambiando el cabezal por higiene claro).

El soporte tiene un sistema de inteligencia artificial que reconoce los hábitos de cepillado y es capaz de personalizar los avisos LED de presión y reducir la velocidad de movimiento del cabezal rotatorio para evitar el sangrado de las encías.

Un poco más abajo del cabezal nos encontramos precisamente ese aro indicador LED, que se iluminará de forma diferente para mostrarnos los diferentes tipos de alertas.

Si hacemos demasiada presión se iluminará en rojo. Y durante el modo de uso parpadeará en color azul durante 30 segundos para indicarte que cambies de cuadrante.

La botonera es muy simple. Solo tiene dos pulsadores:

  • Botón de encendido
  • Botón de cambio de modo.

Importante: No es táctil. El cambio de modo se realiza en el segundo botón. Además, el Genius X debe estar encendido y funcionando para cambiar de modo. No se puede cambiar de modo si no ha empezado a girar.

Estos son los modos de uso:

  • Modo limpieza diaria (por defecto)
  • Modo Pro Clean
  • Modo sensible
  • Modo blanqueamiento
  • Modo masaje de encías
  • Modo limpieza lingual

Todos los modos están activados por defecto, pero desde los ajustes de la aplicación podemos desactivar aquellos que no vayamos a usar o cambiar el orden.

La parte trasera es de goma, lo que favorece mucho el agarre y evita que se nos resbale incluso mojado. No es especialmente sucia, pero sí es verdad que algo de polvo se pega. Yo lo lavo cada 2 o 3 días para que esté siempre en buen estado.

Para terminar, en la base del cepillo por la parte trasera encontramos un pequeño botón de reset, justo por debajo de la goma. Este botón eliminará todas las personalizaciones hechas desde la app, y devolverá el cepillo a los ajustes de fábrica.

Base de carga y soporte de mesa para el Genius X

La base de carga consta de dos partes: el cargador y el soporte con los huecos para guardar los cabezales.

El cargador de mesa es extraíble del soporte. Podemos usarlo por separado si no tenemos mucho espacio en el baño. Aunque lo ideal es utilizar todo el soporte para guardar los cabezales.

El soporte tiene a la izquierda un hueco en forma de elipse para ajustar el cargador de mesa. A la derecha podemos guardar hasta 4 cabezales diferentes de forma limpia gracias a una tapa de plástico.

El cepillo rotatorio está separado de la base, por lo que nunca hace contacto y evita los gérmenes. Esto me ha parecido muy interesante ya que el cepillo suele estar en el baño y la humedad puede ser un problema.

Estuche de viaje del Oral-B Genius X

El estuche de viaje del Genius llega a nosotros en el mismo color del cepillo. En este caso, en color negro.

La cubierta es de goma suave, los laterales de plástico brillante y la bisagra tiene un respiradero de malla, que evita que se mantenga la humedad dentro del estuche cuando se está secando el cepillo.

El interior del estuche se puede extraer para lavarlo. En él encontramos un hueco para colocar el cepillo sin cabezal, que se cargará el entrar en contacto con la base inferior, y dos huecos para llevar un máximo de dos cabezales. Todo muy holgado y bien fijado.

En el interior, concretamente en la bisagra de la izquierda, tenemos un pequeño dock para sujetar el iPhone mientras se carga. He probado a sujetar un iPhone 11 Pro Max y aguanta el peso sin problemas, así que estoy seguro que aguantará mejor cualquier modelo inferior.

En la parte inferior del estuche encontramos tres cosas:

  • El LED indicador de carga, que parpadea mientras está cargando y se apagará una vez cargado.
  • Un puerto USB que permite alimentar cualquier dispositivo, pero no cargar el estuche.
  • Un puerto AC de carga para cargar el estuche con el adaptador incluido.

Sobre el puerto USB, debo mencionar un par de cosas importantes:

  • El estuche de viaje puede cargar un iPhone o cualquier dispositivo por USB, pero el estuche debe estar cargándose a la corriente. No es una powerbank. Está pensado para que con un solo enchufe puedas cargar el estuche y tu móvil.
  • El USB no carga el estuche.

Cómo configurar y usar el Genius X en un iPhone

La sincronización del iPhone con el Genius X es muy rápida. Lo primero que debemos hacer es descargar la aplicación de Oral-B de la App Store.

Después, iniciaremos el proceso de configuración inicial:

  1. Abrimos la aplicación y buscamos un nuevo cepillo.
  2. Encendemos el Genius X.
  3. Esperamos mientras se sincroniza y se actualiza.
  4. Escogemos el color del Smart Ring del cabezal.

Listo. Así ya estaría preparado para funcionar.

El uso también es muy simple. Es indispensable tener abierta la aplicación de Oral-B en el iPhone para monitorizar el cepillado en tiempo real, pero no es obligatorio para usar el cepillo.

En cuanto encendemos el Genius X empieza el temporizador de 2 minutos (el tiempo se puede cambiar en los ajustes) mientras vemos un gráfico de la dentadura, que irá cambiando de azul a color blanco según hayamos limpiado la zona.

Una vez finalizado el cepillado la aplicación genera un informe y un pequeño cuestionario para saber si hemos tenido sangrado de encías o no.

Los datos de sangrado son muy importantes, ya que el cepillo ajustará automáticamente los límites de presión para evitar que en futuros cepillados suframos el mismo problema.

En resumen: la aplicación de Oral-B para iOS está muy bien pensada y es sencilla. Podemos ver el cepillado en tiempo real, crear rutinas, avisos, ver los informes de cepillados anteriores e incluso conseguir logros para motivarnos en la limpieza bucodental.

Puntos fuertes

  • La limpieza es excelente con cualquier cabezal oficial.
  • El modo de detección de presión evita el sangrado y la posible retracción de las encías.
  • El control del sangrado y el uso de la IA para ajustar la presión funciona muy bien.
  • El control vía Bluetooth del cepillado y la visualización es muy útil para limpiar la boca de forma uniforme.
  • Los informes y los recordatorios son muy útiles para el día a día.
  • La batería aguanta unas dos semanas de uso diario.

Puntos débiles

  • No podemos cambiar el modo de cepillado sin poner el Genius X en marcha.
  • No he encontrado en el manual ninguna referencia a qué hace exactamente cada modo, así que uso siempre el modo sensible y el de la limpieza de la lengua.

Mi opinión personal sobre el Oral-B Genius X

Como en este apartado es más importante la opinión de un profesional que la mía, os daré la opinión de mi dentista: ya no tengo retracción de las encías, la eliminación de la placa o sarro es buena y apenas tengo sangrados en la limpieza semestral que hago en la clínica dental.

Por mi parte puedo decirte que noto las encías más fuertes y los dientes más limpios y blancos. Ya no me paso de fuerza cepillando y apenas tengo sangrados cada semana.

En cuanto al producto en sí, hay poco más que decir. Es bonito, fácil de usar y de cargar, tanto en casa como de viaje. Funciona espectacularmente bien en cuanto a limpieza y control de la presión. Y la aplicación es muy útil para controlar el cepillado, aunque no la uso siempre.

Sí que me gustaría que mejoraran el tema de no poder cambiar el modo de cepillado sin ponerlo en marcha. Me parece algo bastante lógico y no se muy por qué no se puede cambiar sin que rote.

Tampoco encuentro mucha lógica a que no haya un desglose exacto de qué hace cada modo de limpieza en el manual. O al menos yo no lo he encontrado todavía.

En resumen: me voy a quedar con este Genius X durante muchos años. Estoy muy contento con él y los resultados que da son excelentes. Tanto mi dentista como yo creemos que merece mucho la pena por el precio que cuesta.

Dónde comprar el Oral-B Genius X y los recambios

Puedes comprar el cepillo inteligente Oral-B Genius X a través de Amazon utilizando el siguiente enlace:

Y un pack de 8 recambios CrossAction Black a través de este enlace:

¿Qué te ha parecido el Oral-B Genius X? ¿Te lo comprarías?

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí