Hasta hace relativamente poco, existía la creencia generalizada de que los Mac y los iPhone eran dispositivos más resistentes a los virus y al malware, e incluso había quienes pensaban que los dispositivos de Apple sencillamente no podían tener virus. Ha llovido mucho desde entonces, tuvo lugar el "celebgate" que filtró las fotos de cientos de personas famosas, y hoy por hoy es de sobras conocido que, tanto en Apple como en PC, la amenaza del malware es siempre muy real.

.ZIP

Uno de los tipos de archivo que se ha utilizado más comúnmente para infectar equipos informáticos es el ZIP. Los archivos ZIP son archivos comprimidos que tienen varios usos. Por una parte, permiten reunir en un solo archivo todo un conjunto de ficheros que de otro modo estarían repartidos en diferentes carpetas y subcarpetas.

Por otra, permiten reducir el espacio que ocupan los archivos en un equipo informático utilizando una clave de compresión que luego se utilizará para descomprimirlos. Por su popularidad y sencillez, los archivos .ZIP son uno de los tipos de archivo que se utilizan más frecuentemente para ocultar malware y tratar de infectar equipos informáticos, tanto en Windows como en macOS.

.JPEG o .JPG

De forma similar a lo que ocurre con los archivos .ZIP, los archivos de imágenes .JPEG o .JPG también acostumbran a usarse para introducir malware en los equipos a causa de su enorme popularidad. Cuando un tipo de archivo cuenta con un uso muy extendido en la comunidad, aumenta la probabilidad de infectar los equipos de miles de personas y cumplir así el propósito del creador del malware.

.HTML o .HTM

Los archivos web .HTML o, a veces con más frecuencia, su versión simplificada .HTM, son quizá los tipos de archivo más utilizados para la construcción de páginas web, por eso, se han convertido en uno de los tipos de archivo más apetecibles para los creadores de malware. Los archivos .HTML o .HTM tienen la enorme ventaja de ser abiertos casi siempre desde un navegador web, generalmente Safari en el caso de macOS o iOS, o Chrome o Firefox en el caso de Windows. El peligro potencial de un malware se multiplica cuando es abierto desde un navegador, porque, si está diseñado de forma efectiva, puede apropiarse de los datos que envíes o recibas como tus números de tarjeta de crédito, tus nombres de usuario y contraseña, etc. Una de las mejores formas de prevenir esto es utilizar una VPN para proteger tus comunicaciones.

.PDF

Los archivos .PDF son archivos diseñados para imprimir documentos. En cierto sentido se los puede entender como archivos de imagen de un documento de texto, si bien también pueden incluir fotografías, gráficas y cualquier otro elemento visual. Igual que ocurre con los archivos .JPG o .ZIP, el hecho de que los archivos .PDF sean archivos de referencia en su género los convierte en un recurso estratégico idóneo para los creadores de malware.

.JS o .JAR

Ambos son archivos de JavaScript y, como ocurre con los archivos .HTML o .HTM, se suelen abrir desde los navegadores web. Los archivos .JS o .JAR aparecen con mucha frecuencia durante la navegación en internet y pueden ocultar malware destinado a obtener tus datos personales y bancarios, así como tus nombres de usuario y contraseñas. En el caso de macOS, los archivos .JS o .JAR apuntan directamente al corazón de tu navegador Safari.

.PY

Los archivos .PY son archivos de código en Python y son idóneos para tratar de atacar el sistema operativo de tu Mac. A diferencia de otro tipo de archivos como .EXE o los .SFX, que están diseñados para ser ejecutados desde Windows, los archivos .PY están perfectamente integrados con el ecosistema Apple, con lo que un malware inserto en ellos puede suponer una seria amenaza para tu sistema operativo.

.PAGES

Una de las formas más frecuentes de atacar al sistema operativo Windows es aprovechando las vulnerabilidades presentes en la suite de Microsoft Office, y, de manera similar, los hackers buscan continuamente fisuras en su equivalente de macOS, la suite de iWork. Y, si bien las aplicaciones de Keynote y Numbers pueden presentar vulnerabilidades aprovechables, probablemente la más atacada sea, con diferencia, Pages. Por esto es frecuente encontrar malware en archivos .PAGES destinados a sacar partido de posibles fisuras en tu suite, especialmente si la tienes desactualizada.

Recuerda, entonces, que tanto en el caso de la suite de iWork como en el de Safari y el sistema operativo de macOS, resulta esencial que te asegures de que todo se mantiene actualizado en todo momento para minimizar los riesgos de cualquier ataque mediante malware.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí