analisis iphone x detras

Todos queremos que nuestros dispositivos carguen más rápido de lo normal. Para esto, optamos por métodos de todo tipo, unos menos profesionales que otros, pero todos con el mismo fin. Al igual que con los demás equipos, en el iPhone X también existen formas para que el móvil obtenga mayor batería en el menor tiempo posible. Así que si te estás preguntando cómo cargar el iPhone X más rápido, has llegado al lugar ideal.

Sabemos que el buque insignia de los de Cupertino cuenta con carga inalámbrica y carga rápida, pero, para poder disfrutar de la última funcionalidad, tenemos que desembolsar otra cantidad de dinero adicional al coste oficial del producto. Esto quiere decir, que el iPhone X no tiene carga rápida con los accesorios de la caja, pues esto tan solo se logra con la adquisición del cable Lightning a USB tipo C.

Cómo cargar el iPhone X más rápido

En primer lugar, debes saber que si quieres contar con la carga rápida que te permite contar con el móvil cargado al 50% en tan solo 30 minutos, deberás comprar el cable diseñado y ofertado por los propios chicos de la manzana mordida.

Aquí puedes encontrar el cable con la versión de 1 metro de longitud por 29 euros a través del sitio oficial de la compañía. Ahora, si optas por la variante de 2 metros, tendrás que pagar la suma de 39 euros en el mismo sitio web oficial.

Ahora, si deseas otras alternativas para cargar el iPhone X más rápido, tendrás que buscar cargadores de pared de otras compañías. En primer lugar, tenemos el Inateck de 45W:

O también tenemos otra opción por si no te gusta el color blanco, hablamos del Lumsing de 48W:

Está claro que hay muchas opciones para cargar el iPhone X más rápido, aunque todas requieren gastarse algo más de dinero en accesorios. Seguro que Apple incluirá en posteriores generaciones estos adaptadores, pero de momento son un extra que tenemos que decidir nosotros mismos si nos interesa.

Como ves, a tienes varias opciones para que puedas cargar tu iPhone X de una forma más rápida y con la misma calidad y seguridad incluida. ¿Con qué cargador te quedas?