Llega el buen tiempo y con él las ganas de ir a la playa. Pero… ¿qué hago con el iPhone? ¿Lo dejo en la arena? ¿Y si me lo roban? ¿Me lo llevo a la orilla? ¿Y si se moja? Exacto. Una movida de mucho cuidado. Esa básicamente ha sido mi ralladura mental durante el mes de agosto. Y precisamente por eso me he animado a probar la carcasa Ghostek Nautical para iPhone X. ¿Quieres saber mi experiencia?

Carcasa waterproof Ghostek Nautical para iPhone X

Carcasas resistentes al agua hay un montón. Buenas, no tantas. Esta que yo he probado aguanta aparentemente bien el agua y es resistente, pero como todo en esta vida, no está absolutamente garantizado que tu iPhone X no se vaya a estropear.

Antes de nada, vamos a empezar por lo más importante, el tema de las certificaciones:

  • El iPhone X tiene certificación IP67. Es decir, que tiene un protección fuerte contra el polvo y soporta una inmersión completa a 1 metro durante 30 minutos.
  • La carcasa Ghostek Nautical para iPhone X tiene certificación IP68 (la IP67 + lo que diga el fabricante). Concretamente, esta además de resistir al polvo, también soporta el agua sin infiltración a una profundidad de hasta 6 metros durante 1 hora.

Ghostek Nautical impresiones

¿Aún te interesa? Pues vamos a echarle un vistazo más de cerca.

Contenido de la caja

  • Carcasa Ghostek Nautical para iPhone X
  • Asa de sujección
  • Toallita de limpieza

Ghostek Nautical caja

Primeras impresiones

Aunque la Ghostek Nautical para iPhone X está disponible en un montón de colores, yo me he decidido por el color negro. Es un detalle poco relevante, porque lo que nos interesa es que sea resistente, no bonita.

El paquete no es nada del otro mundo. Llega a nosotros en la típica caja con bisel, que al abrirla vemos su contenido gracias a un plástico transparente.

Por fuera nos indica que tiene certificación IP68 con resistencia al agua, protección de caídas e impactos (estándar 3X militar), precisión millimétrica (realmente se ajusta bien) y garantía de por vida.

Ghostek Nautical abajo

Dentro de la caja encontramos la carcasa, un asa para sujetarlo a uno de los laterales, y una toallita para limpiar el interior de la funda cuando no la estemos usando.

Lo primero que he pensado al tener la carcasa Ghostek Nautical es que es robusta y de plástico muy duro.

Ghostek Nautical bordes

En las cuatro esquinas de la carcasa tenemos protectores de caída bastante gruesos. Son simplemente unos salientes de plástico que tienen como objetivo amortiguar el impacto. Únicamente en el lateral inferior izquierdo podemos sujetar el asa que viene en el paquete.

Las botoneras son duras y están completamente selladas. La sensación de activar el iPhone X con el botón Power no es agradable, ni subir o bajar el volumen, pero funciona bien y cumple su objetivo.

Ghostek Nautical boton power

Por otro lado, tenemos también un activador para el botón de silencio, tipo corona, como la del Apple Watch. Es curioso porque tenemos que girar la rueda, en lugar de ser una pestaña, pero funciona bien.

Ghostek Nautical botonera

En la parte inferior, encontramos el puerto Lightning con una tapa estanca. Y justo al lado el hueco, también sellado, del altavoz. Esto amortigua bastante el sonido.

Ghostek Nautical lightning

La parte frontal transparente es de plástico fino, probablemente para asegurar que podamos utilizar la pantalla táctil sin problemas.

Ghostek Nautical tamano

En el centro superior de la parte frontal encontramos un pequeño bisel saliente, rodeando la zona del Face ID, presumiblemente para mejorar el funcionamiento del sensor.

Ghostek Nautical arriba

La parte trasera es de un plástico translúcido más grueso. Ligeramente poroso, lo cual es útil para evitar que se deslice por superficies o que se llene de arañazos rápidamente.

Ghostek Nautical trasera

En la esquina trasera, zona superior izquierda, encontramos la tapa de la cámara. La tapa parece de plástico grueso, pero por algún motivo, la pequeña tapa que cubre el flash es mucho más fina. Y no entiendo el por qué.

Este último detalle me ha hecho desconfiar de la carcasa, porque creo que podría acabar entrando agua por ahí con cualquier golpe tonto. Sobre todo si usamos el flash con la carcasa puesta y el plástico se calienta.

Para terminar, en el interior de la funda Ghostek Nautical encontramos el hueco exacto para el iPhone X. Sin carcasa lógicamente.

Preguntas que seguramente te harás:

  • ¿Puedo utilizar la carga Qi con la carcasa Ghostek Nautical? Sí. Funciona (con un cargador Qi Belkin de 7,5W).
  • ¿Funciona el Face ID? Sí, pero no muy bien. Pierde precisión y de vez en cuando hay que meter el código a mano.
  • ¿Funciona bien el teclado con un cristal templado? Sí. Yo tengo el cristal templado de Belkin que ponen en las Apple Store, y no he tenido problema.

Puntos fuertes

  • Buena estanqueidad.
  • Control del botón de silencio.
  • Los botones de encendido, “volumen +” y “volumen -” funcionan bien a pesar de ser bastante duros.
  • Tiene un hueco que podemos abrir para cargar el iPhone por el puerto Lightning.
  • Permite la carga Qi.
  • El hecho de tener un hueco para el asa es práctico.

Puntos débiles

  • Sacar el iPhone X la carcasa es complicado. El hermetismo es tal, que cuesta bastante abrirla una vez puesta.
  • La tapa trasera del Flash es demasiado fina. Me preocupa.

Mi opinión personal

En su conjunto, creo que la carcasa Ghostek Nautical para iPhone X vale la pena. Pero no para hacer buceo, principalmente porque aguanta solo 6 metros, o snorkel, si no para otro tipo de deportes.

Aún así, he hecho dos pruebas:

  • Primero he probado a sumergir la carcasa Ghostek Nautical durante 1 hora en un vaso de agua sin el iPhone X puesto. No ha entrado agua.
  • Después he probado la carcasa con el iPhone X puesto, en una piscina pequeña, a unos de 50 centímetros de profundidad y durante no más de 15 minutos. No ha entrado agua.

A pesar de los resultados, me siento más tranquilo llevando la Ghostek Nautical a la montaña, a practicar deportes de nieve por ejemplo, que al mar.

Parece muy resistente, pero el detalle de la tapa del flash no me da la suficiente tranquilidad como para sumergir en el agua durante mucho rato un móvil de 1000 euros.

Ghostek Nautical camara

Para eso optaría por una carcasa submarina profesional, como las que venden algunas marcas reconocidas de buceo.

En cambio para hacer deportes como el remo, vela o similares, e incluso para hacer snowboard o esquí, es perfecta. Super resistente a golpes, al agua y además, tiene un asa que puedes sustituir por un mosquetón. Ese será mi principal uso.

También puede ser una muy buena opción para llevar a la playa y meter el móvil ocasionalmente en la orilla del mar para hacer algunas fotos.

Precio y dónde comprar la carcasa Ghostek Nautical

Esta carcasa tiene un precio de 45,49 euros en la tienda online que te dejo más abajo. Puedes comprarla a través del siguiente enlace:

CompraGhostek Nautical en MobileFun

Si no te convence o quieres mirar más opciones, puedes echarle un vistazo al catálogo de esta tienda online, tienen una buena variedad de fundas para iPhone X aquí:

Tienda | Página web de MobileFun

¿Qué te ha parecido la carcasa Ghostek Nautical para iPhone X? ¿Te atreverías a usarla para snorkel o buceo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la Política de Privacidad. *