mac app store os x macos

Para instalar aplicaciones en nuestro Mac tenemos dos opciones, o bien descargarlas directamente desde la App Store, o instalarlas desde fuentes de terceros. Esta libertad nos permite instalar aplicaciones que por algún motivo no están en la tienda online de Apple, pero pueden surgir dudas. La más frecuente es cómo actualizar aplicaciones en Mac que no son de la App Store.

Actualizar aplicaciones en Mac que no son de la App Store

Pongamos un ejemplo práctico: Eclipse. Eclipse es una suite de desarrollo (IDE) que está disponible para Windows, Linux y Mac. Su descarga se realiza desde los repositorios oficiales de Eclipse, y no desde la App Store. Ahora bien, ¿cómo actualizo eclipse en MacOS? ¿Se pueden actualizar aplicaciones en Mac que no son de la App Store?

La respuesta es claramente un sí rotundo. Ya hemos visto como descargar aplicaciones de terceros en macOS y lo que son los archivos DMG, por lo que ahora solo nos queda saber cómo actualizarlas. Por lo general, podemos actualizar cualquier aplicación en Mac que hemos bajado de Internet desde la propia interfaz gráfica de la app. Veamos cómo hacerlo en Eclipse.

actualizar eclipse

Como puedes ver en la captura de pantalla, en el menú contextual Help encontramos la opción de “Check for Updates”. Aunque por supuesto no tiene por qué estar en ese menú. En algunas ocasiones aparece al presionar sobre el nombre de la aplicación cuando permanece abierta.

actualizar aplicaciones en Mac que no son de la App Store

O en el caso de Todoist, se realiza desde un menú interno. El problema de esto es que la mayoría de aplicaciones que descargamos de Internet no nos notifican que tienen una actualización disponible. Tenemos que encontrar nosotros mismos en qué menú o submenú hay esta opción, en el caso de que la haya.

Mantener las aplicaciones actualizadas incrementa la seguridad de nuestro Mac

¿Y a qué viene todo esto? Mantener las aplicaciones en Mac que no son de la App Store actualizadas es sinónimo de salud para nuestro ordenador Apple. Algunas vulnerabilidades se explotan por no tener actualizado el software. Es de sentido común que si el desarrollador ha lanzado esa actualización es por que se incluyen mejoras, y entre ellas puede haber alguna relativa a la seguridad.

Mantener los navegadores, en el caso de que no utilicemos Safari, como Google Chrome o Firefox actualizados en Mac es vital para nuestra seguridad. Son una de las primeras barreras que impiden, o posibilitan, el paso de malware a nuestro Mac.