Mi MacBook se calienta mucho

Mi MacBook se calienta mucho, ¿qué puedo hacer para que esto no pase? ¿Tiene alguna solución? En algunos casos tiene solución rápida, y en otros no. Me explico: si es un problema de hardware, la reparación es más compleja, pero si es de software, podríamos arreglarlo en cuestión de minutos.

Mi MacBook se calienta mucho, ¿tiene solución?

A pesar de que Apple ha diseñado unos magníficos dispositivos, los MacBook también se calientan, y a veces se calientan mucho. ¿Por qué? Bueno, puede haber distintas razones, así que vamos a intentar darte varias opciones para que vayas descartando una por una.

Eso sí, antes de alarmarte pregúntate lo siguiente: ¿realmente está tan caliente el Mac como para asustarse? Muchos de los procesos del sistema pueden provocar un aumento en la temperatura de nuestros MacBook.

Si todavía consideras que esta temperatura está fuera de lo normal, prueba lo siguiente:

  • Comprueba la lista de procesos: Cuando un proceso se cuelga y macOS no es capaz de cerrarlo, puede ocurrir que algún componente de hardware, bien sea el procesador, la memoria RAM o la GPU, se caliente. Abre Spotlight y en la sección de CPU, ordena la lista por % de CPU. Si algún proceso está consumiendo más de lo normal, ciérralo de forma forzosa. Te adelanto que programas de diseño gráfico y vídeo hacen que el Mac se caliente, pero es normal.
  • Apágalo: reiniciar macOS puede desbloquear procesos del sistema que están sobrecalentando el procesador o la tarjeta gráfica.
  • ¿Has tapado los huecos de ventilación? Cada Mac tiene unos huecos diferentes para que el ventilador pueda extraer y expulsar aire. Este ciclo de aire permite refrigerar el hardware interno. Cuando mi MacBook se calienta mucho, procuro dejarlo en una superficie lisa, a ser posible de granito o alguna cerámica, y con los huecos de ventilación despejados.
  • Si tu MacBook tiene una carcasa, quítasela: Apple ha diseñado el chasis de los MacBook para evitar el sobrecalentamiento sin usar demasiado el ventilador. El chasis metálico conduce el calor hacia el exterior, reduciendo al mínimo el uso del refrigerador interno. Por eso, si usas el MacBook con una carcasa, sobre un colchón o un nórdico, este se calienta mucho, ya que no es capaz de dispersar el calor a su alrededor.
  • Cambia la pasta térmica: todos los ordenadores llevan pasta térmica en ciertos puntos para conducir el calor entre el hardware y los refrigeradores. En el caso de los MacBook, casi todos tienen dos pastas térmicas que transmiten el calor desde la CPU y la GPU hacia los ventiladores y el chasis. Si tu Mac es viejo, deberías llevarlo a un servicio técnico para cambiársela o hacerlo tú mismo.
  • Usa cargadores originales: me ha ocurrido con un MacBook Air, que tras usar un cargador no original de Apple, la batería se calentaba demasiado. Por ahorrarme unos cuantos euros, pude haber provocado un fallo de hardware más importante. Usa siempre cargadores certificados por Apple.
  • Baterías de mala calidad: si has cambiado la batería de tu MacBook por una no original, y es de mala calidad, podría provocar subidas de temperatura si no funciona correctamente. Si es tu caso primero prueba a calibrarla, y si sigue calentándose pide un reemplazo o cámbiala por una oficial.
  • Comprueba la fuente de calor: el peor de los casos es un fallo de hardware no tan típico. Si algún componente de los Mac se estropea, podría elevar su temperatura de forma anómala. Una opción es abrir la parte trasera del Mac (no lo hagas si está en garantía y llévalo a una Apple Store) y comprobar de dónde proviene el calor: si viene de la tarjeta de red, SSD o disco, RAM… Es muy probable que debas cambiarlo.

Esto es lo que yo suelo hacer cuando mi MacBook se calienta mucho. Hay más opciones seguro, pero el 99% de las veces esto me ha funcionado. ¿Qué has probado tú y qué te ha funcionado mejor? 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la Política de Privacidad. *